domingo, 20 de febrero de 2011

Amor con sal

      Hace más de diez días que me revuelvo como animal herido; porque de mí no sé nada. Me paso la noche en vela y el despojo me aguarda en el piso de abajo. Tengo antojo de hacer amigos vía chat, fono, carta postal, telégrafo o señales de humo…aunque más no sea. Estoy impaciente, no sé qué diablos hacer con la comida de la mañana. Supongo que la arrojaré a los perros hambrientos a escondidas de los indiscretos vecinos, que me miran como una extraterrestre desde el ostracismo. El pasado jueves me llegó una nota de intimación por una deuda sin pagar del apartamento, por eso, salí huyendo al alba, como una ladrona, con mis pocas hilachas hacia otra madriguera que me cobije del frío. Quiero saber que hacer a partir de hoy que lo he perdido todo…hasta la dignidad. Nadie sabe a ciencia cierta quién soy, de donde vengo ni a donde voy. Tan solo puedo decirles que me debato entre el ser y la nada por un poco de amor con sal o un puñado de arroz que alimente mi existencia con aliento de otra vida. ¿Si soy de carne y hueso, de hueso y carne? Sí, lo soy; pero…. ¿a quién le importa semejante detalle?
Hay dos razones fundamentales por las que me llaman Niña Tabaco:
1)    Porque mi aspecto físico tiene apariencia de niña (valga la redundancia).
2)    Porque fumo desde la concepción.

Yo, ¿la más perra?

Me dejaron tirada en un tacho con basura y me crié en un hogar de ancianos. En este momento no voy a contar con lujo de detalles esos años negros de vestimenta, quizá…en algún momento, tal vez, afile la lengua y largue el rollo. Tengo instinto asesino y me duele la espina cuando pasa un tiempo y no hay “acción ni reacción”. Otras veces tengo miedo a ser descubierta haciendo mis picardías, como esos duendes lujuriosos en un jardín de invierno.  
Llevo conmigo un listado de números telefónicos de distintos geriátricos de la periferia. Estoy pensando seriamente en visitar algún abuelito…

5 comentarios:

Anónimo dijo...

de verdad no puedo llegar a crer tanta imaginacion en una persona... has echo pensar en tantas cosas ... has hecho sentirme con el hambre anhelado....

Niña Tabaco dijo...

Gracias "anónimo", es un lujo recibir un halago tal.

Ra dijo...

Wow!! Inquietante... Me ha gustado muchoooo!! Mañana leo más por estos lares que hoy se me hace tarde. Un placer leerte.
Saludos ;)

Niña Tabaco dijo...

Gracias RA, siempre eres bienvenida!!

Anónimo dijo...

Me gusta muchísimo todo lo que escribes.

Publicar un comentario