jueves, 10 de marzo de 2011

arrancacorazones

Estoy buceando la oscuridad en busca de palabras; pero mi alma es una incógnita. Con la ciudad blancanegra tras de mí, camino la noche sin que nadie lo percate. Estoy dispuesta a todo por amor. Pobre de aquel que mire mi cara, y no mire mi alma. Hay bares solitarios en callejones olvidados, hay museos abiertos a deshora, hay clubes con luces sicodélicas; pero prefiero un transeúnte solitario. La calle húmeda y vaporosa refleja las sobras de lo mal vivido. Estoy alerta: mi reloj interior me dice que es medianoche….
Me mimetizo con el muro, como mariposa a punto de consumirse aplastada a la intemperie…y espero con mis manos abiertas de par en par. Contengo la respiración mientras presagio el sabor rojizo diluirse entre mis dedos. Un perfume barato llega como un anuncio y se deposita en mis amargos labios de miel. Una figura gigantesca se aparece y me descubre en la pared. Yo lo miro hipnotizada y me abalanzo contra su pecho. Descoso con mis uñas la piel y, sin más preámbulos, me llevo lo más preciado.

2 comentarios:

yenny dijo...

uaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaau

pedacitos de amor.. dijo...

me encanto, grandioso....

Publicar un comentario